Alimentación Energética


Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento” – Hipócrates


¿Por qué “energética”? – En última instancia todos los elementos del Universo, incluido nuestro organismo, están compuestos por átomos, que a su vez son básicamente ondas de energía.


El sistema Macrobiótico estipula un tipo de energía para cada alimento que a su vez resuena con un determinado órgano. Es importante consumir frutas, cereales integrales y verduras, pero no solo por las vitaminas y minerales, proteínas y carbohidratos, sino porque son alimentos vivos y su Qi o Prana (Energía), acaba formando parte de nosotros.


A su vez, hay alimentos que consideramos saludables que pueden inducir desequilibrios internos y provocar enfermedades. La Macrobiótica ha sido probada y experimentada durante décadas con resultados siempre espectaculares.


Hoy más que nunca contamos en los supermercados con alimentos de larguísima duración envasados no sabemos hace cuánto, los animales se engordan a base de hormonas que acaban en nuestro cuerpo, los cereales se refinan eliminando cualquier rastro de vitalidad, y las frutas y verduras se tratan con pesticidas, aumentando su toxicidad, cuando no se modifican genéticamente sin saber exactamente qué consecuencias puede tener a largo plazo.


La Macrobiótica aboga por una cocina más natural, por el consumo de alimentos ecológicos y sobre todo que ayuden equilibrar las energías propias del individuo. Un buen profesional de la Alimentación Energética con una base de Medicina Tradicional China puede reestablecer el correcto funcionamiento del organismo a medio plazo sólo siguiendo unas sencillas pautas alimentarias.


Para más información puedes visitar este enlace con estudios sobre la macrobiótica o bien la página web de una de mis maestras: Montse Bradford


También esta web te puede dar una idea clara de para qué sirve y cómo funciona la alimentación macrobiótica. Recomiendo especialmente los videos.